Manos con pulgares arriba

Compromiso en la empresa


Un «com-promiso» es una promesa contraída con otro.

El prefijo «con» significa unión o colaboración. La base del compromiso es que ambas partes estén de acuerdo.
Por ejemplo: Si una persona desea realizar un proyecto con otra, no basta con que esta lo decida. Para que haya un compromiso entre ellos, tendríamos que considerar qué tiene que decir la otra persona de este asunto, porque si no es de común acuerdo, no hay compromiso. Y esto es válido para cualquier relación, bien sea de pareja, de trabajo o de cualquier otro tipo.

Esta explicación parece un poco simple pero sucede que, en la empresa, no es la primera vez que un gerente o directivo me comenta que los trabajadores no se comprometen con lo que él dice. Evidentemente, y siguiendo el ejemplo anterior, para que haya compromiso el empleado se tendrá que identificar con la empresa, ya que sin entendimiento, ni sentimiento hacia lo que se hace, poco compromiso se va a generar.

Grupo de personas chocando la mano

Hay 4 niveles de compromiso, que van del más débil al más fuerte.

Nivel 1. Por obediencia hacia el jefe. El empleado hace lo que dice el jefe, “porque lo dice el jefe” a cambio recibe un sueldo. En este nivel se estimula poco la creatividad y la inteligencia. Es el lazo de compromiso más débil.

Nivel 2. Por Incentivos. “Si llegas a este objetivo te doy un premio”. Salvo que hayan objetivos fáciles de alcanzar esto es muy fluctuante. Además, en muchos casos se estimula en exceso la competitividad y el desgaste. Por lo que tiene una aplicación limitada.

Nivel 3. Por sociabilidad. Este nivel estimula la colaboración y la confianza lo que genera una mejor comunicación, coordinación y mejora el rendimiento.

Nivel 4. Por sintonía. Consiste en que estemos en sintonía con la filosofía y forma de actuar de la empresa. “Si tuviera una empresa o proyecto actuaria de la misma forma”. Este es el nivel más alto de compromiso ya que el empleado vive su estancia en la empresa como algo propio. Se siente totalmente identificado con la empresa.

Si queremos generar compromiso, tanto en una empresa como en una sociedad o proyecto, comienza aplicando del nivel 4 al 1

   - Asegúrate de que filosofía y los objetivos estén claros y todos estén alineados en la misma dirección

   - Genera un buen nivel de confianza y comunicación profesional

   - Dentro de las posibilidades de la empresa establece un salario justo

   - Ocasionalmente estimula con un pequeño incentivo