Relé y autómata

Relés Programables vs Autómatas


Hace un tiempo apareció en el mercado de la automatización una alternativa a los PLCs (autómatas programables), llamada Módulos Lógicos o Relés Programables.

Ejemplos de marcas son Logo (Siemens), Zelio (Schneider), Zen (Omron), etc.

Son equipos programables sencillos y económicos con la misma función que un autómata, pero que tienen dos limitaciones:

    - Reducido número de entradas – salidas, lo que limita el tamaño de la máquina o proceso a controlar.

    - Poca cantidad de memoria del dispositivo, que lo hace indicado sólo para maniobras sencillas – cortas.

En cuanto necesitemos mayor número de entradas – salidas o la maniobra tenga cierto grado de extensión o complejidad será necesario utilizar un PLC en lugar del relé programable.

Son idóneos para programaciones sencillas y para fabricantes de maquinaria

Un caso que se presenta frecuentemente es cuando hay que utilizar la misma maniobra muchas veces (fabricante de maquinaria que haga un mínimo de tres o cuatro máquinas al año de cada modelo, instaladores de alumbrados festivos con secuencias de luces, etc.).

¿Pongo un autómata o puedo poner un relé programable?

Primero hay que confirmar que el relé programable tenga el número de entradas y salidas necesarias. Si es así, el segundo paso es valorar si la complejidad de la maniobra va a poder programarse dentro de la memoria del relé programable (si va a “caber el programa”).

Si esto no se valora antes de empezar a programar la maniobra, corremos el riesgo de llegar a un punto en el que te quedas sin memoria. También cabe la posibilidad de replantear la programación para simplificar el código y no tener que usar un PLC.

Ares servicios integrales dentro de su área de Ingeniería presta servicios de automatización de instalaciones, consultoría de formación y cursos de nivel básico-avanzado de PLCs.